Visitamos un concesionario de coches porque queríamos diseñar una nueva experiencia de compra de los jóvenes. Observamos a los clientes, a los vendedores, el tipo de experiencia, qué se solía preguntar, qué tipo de información se ofrecía, etc. Nada más salir, apuntamos todo y cuando pudimos lo registramos con fotografías. Pretendíamos hacer descubrimientos para plantear posteriores hipótesis, o dudas que nos surgían.

safari_version-2

Conclusiones
¿Por qué los menores de 35 años tenían diálogos más breves con el vendedor? ¿En cambio, era difícil ver sola gente muy joven que no fuera acompañada por su padre o un hermano/amigo?

En el Safari no hay precondiciones, es el momento de las preguntas abiertas y observar para ver qué pasa.

El feedback que recogimos nos ayudó para articular la investigación y en base a esas hipótesis realizar una buena visita de campo.

safari_ppt-ejemplo